flor de pascua

Flor de pascua: cuidados y mantenimiento

En Navidad nuestras ciudades y nuestros hogares se llenan del rojo de las plantas de navidad, llamadas también,  Pascuero, Poinsettia o flor de pascua…  Su nombre científico es “Euphorbia pulcherima”,  significa “la más bella”.

Hoy día en nuestros mercados se comercializan en muchos colores además del rojo: salmón, amarillo, blanco, fucsias, rosados… además de diversas variedades bicolor.

Originarias de México, se adaptan muy bien a las latitudes cálidas, a zonas donde no hiela, ya que no soportan temperaturas inferiores a los 2 grados  centígrados, por lo que en zonas frías se mantendrán mejor dentro de casa.

Es una planta de hoja caduca de porte arbustivo que, en condiciones idóneas, pueden alcanzar alturas de 3 a 5 metros.

Es importante que compremos nuestra flor de pascua o “planta de navidad” en establecimientos donde no hayan sido expuestas al exterior, ni a interiores con calefacción, porque una de las cosas que no admite la poinsettia es el cambio térmico. Las Poinsettias provienen de viveros con temperatura controlada en torno a 12 grados centígrados, pasan por el establecimiento de compra y terminan en nuestro hogar. Si en este corto proceso la sometemos a picos térmicos la dañaremos irreversiblemente.

Aspectos a tener en cuenta antes de comprar nuestra flor de pascua

Para una buena elección, al comprarla nos tenemos que fijar en :

1 -Las flores, pequeñas inflorescencias amarillas, no deben estar maduras, así la planta nos durará florecida mucho más.

2-  No  debe tener manchas oscuras  en las hojas (hongos).

3- Las hojas no deberán estar  amarillas y su apariencia debe ser turgente.

4- No debe tener ningún tallo roto.

flor de pascua
flor de pascua
flor de pascua
flor de pascua

9 consejos para mantener nuestra flor de pascua durante y después de Navidad

1. Durante el mes de diciembre podremos decorar con ella nuestro hogar tratándola como planta de interior. La colocaremos lo más cerca posible de una fuente de luz directa, donde reciba el mayor número de horas posible la luz solar. La luz hace que las hojas se mantengan con brillo y color. Cuando no tienen la suficiente, las hojas se amarillean y se caen .No necesita sol.

2. No le gustan las fuentes de calor artificial: calefacción , radiador, estufas… Tampoco le gustan las corrientes de aire, ni que las coloquemos en zonas de paso. Las colocaremos en zonas reservadas para proteger sus delicadas y quebradizas hojas. Aunque las plantas son muy adaptativas, las temperaturas ideales para una flor de pascua deberían oscilar entre los 12 y los 25 grados.

3. No quiere mucha agua. Si es posible la regaremos por inmersión cada 10 días aproximadamente, para ello introduciremos la planta en una cubeta con agua durante 15 mint. y dejaremos escurrir. No regar de nuevo hasta que no muestre signos de sequedad. Deberemos tener cuidado de no mojar nunca las flores ni las hojas, una gota de agua puede marcar la hoja y pudrirla. Si la tenemos con un jarrón decorativo intentar introducir piedras de río o bolitas de arcilla en la base, que la protegen del encharcamiento y humedad constante en las raíces. En este caso regar dos veces por semana con poca cantidad de agua, manteniéndola humedad.

4. Es una planta de hoja caduca, por lo que lo normal es que a finales de enero haya perdido su floración y la mayor parte de sus hojas. Aprovecha para podarla a 10 cm desde la base. Utiliza unos guantes porque su savia es lechosa, “latex” e irrita nuestra piel. Si quieres hacerlo “super bien” sella las heridas de la poda con la cera de una vela derretida. Cámbiala de maceta sin tocar raíces aportándole tierra de buena calidad. En este momento la planta se dispone a su “reposo invernal”. Hasta la primavera colócala en un lugar reservado y con luz. Riégala muy poco. Hasta la salida del tallo nuevo la planta apenas demanda agua.

flor de pascua

5. En primavera, rastrillea la parte superficial de la tierra para airearla y apórtale nutrientes con un buen abono natural, los que tienen base de guano son muy recomendables. Si todo ha ido según lo previsto: ¡ENHORABUENA! TIENES EL PULGAR VERDE… Irán apareciendo nuevos brotes. Si observamos que un cambio puede ser conveniente, podremos trasladar la planta a una zona de exterior protegida y sombreada, terraza o jardín. Siempre evitando los choques térmicos en este cambio. Los abonados  periódicos  son muy recomendables y los realizaremos siempre siguiendo las indicaciones del producto que empleemos. Se realizarán desde abril hasta octubre, fuera de los meses de floración.

6. La floración es en diciembre, las llamativas hojas de color rojo, no son propiamente hojas sino brácteas, un sistema de protección de la planta . Para conseguir que nuestra flor de pascua esté preciosa y con el característico color navideño deberemos  darle a nuestra planta de 12 a 14 horas de oscuridad total al día. No nos agobiemos, no es necesario que seamos muy estrictos sólo tenerlo en cuenta y hacerlo cuando nos sea posible. Una forma sencilla de hacerlo es poner un plástico oscuro o cartón grueso durante la tarde-noche sobre nuestra planta, procurando no dañar ni quebrar sus delicadas hojas.

7. Las enfermendades más frecuentes que pueden atacarles son las derivadas del exceso de riego asociado a la alta temperatura. Si nuestra Poinsettia presenta manchas oscuras en las hojas , posiblemente la haya atacado un hongo: Reduce el riego, evita el encharcamiento y aplica sobre las hojas un producto fungicida específico, siguiendo  siempre las instrucciones  que indique el fabricante.

8. Las plagas que pueden atacar a nuestras plantas en primavera , y en concreto a nuestras poinsetias son: “ácaros”, “mosca blanca”. Hay otras plagas como la “ cochinilla algodonosa” o el “pulgón” que si atacan a nuestras plantas deberemos limpiar las hojas con una solución jabonosa natural antes de aplicarles un producto específico para combatir la plaga. Deberemos tener en nuestro “botiquín” para plantas un producto trivalente, los hay de muy buena calidad en el mercado. Trivalente porque nos servirá para combatir tres tipos de agentes de enfermedad en nuestras plantas: hongos / ácaros e insectos.

9. Ten siempre en cuenta lo perjudiciales que son los choques térmicos para una Poinsettia , es la principal causa de la caída de las hojas verdes cuando estamos fuera de temporada de caída. Aprende a observar a tu planta  porque ella misma te irá dando las claves para su desarrollo óptimo. Con tiempo y  observación, las plantas nos ayudan a adquirir una sensibilidad muy especial para el cuidado, que nos devuelve una energía vital y una armonía que mejorará el ambiente de nuestro hogar. No desesperes, el “Pulgar Verde “ se adquiere con paciencia y constancia..

No dudes en  llamarnos  para cualquier consulta o cuidado- consejo “ Pulgar Verde”, con nuestra ayuda y tu “ buena mano” conseguiremos que luzcas en tu hogar tu cuidada Poinsettia año tras año.

flor de pascua
flor de pascua
flor de pascua
Resumen
Fecha de revisión
Calificación del autor
51star1star1star1star1star
No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar